«Capicúa»

El corto Capicúa y aspectos positivos y negativos de las profesiones

Cuando vi el corto Capicúa por primera vez, ni trabajaba como profesora de ELE ni había trabajado nunca (solo tenía formación), pero tuve claro que si algún día conseguía ejercer, quería llevarlo al aula, pues me pareció muy buen material para trabajar en clase.

Así que en mi primera experiencia como profesora, inspirada por el corto y por la unidad 6 del manual Gente 1 de la editorial Difusión («Gente que trabaja»), preparé una pequeña explotación didáctica para el corto.

Llevé a cabo esta propuesta con un grupo de nueve inmigrantes adultos de distintas nacionalidades residentes en España y bastante heterogéneo en cuanto a edades, niveles, bagajes, etc.

Cuando trabajamos la secuencia, ya habíamos presentado y practicado vocabulario relativo a las cualidades que hay que tener para ciertas profesiones y aspectos positivos y negativos de algunos trabajos, así como las expresiones me encantaría, me gustaría, no me gustaría nada

A continuación, puedes descargar estos tres archivos:

– «Ficha para el alumno»: el material listo para repartir a los alumnos.

– «Guía para el profesor»: el paso a paso del docente, con comentarios (en azul) sobre aspectos más detallados y sobre cómo me funcionó a mí cada parte.

– La transcripción del corto, que incluye también dos direcciones de internet donde poder verlo de nuevo.

¿Conocías el corto?

¿Te parece buen material para la clase de ELE? Yo creo que se puede llevar al aula con buenos resultados en todos los niveles.

Y lo más importante: ¿quieres hacer alguna observación sobre mi propuesta, alguna pregunta o proponer algo nuevo?

¡Muchas gracias!

Anuncios

¿Por qué soy profesora de ELE?

Un poco de historia, de mi historia

Mi historia.

Si bien es cierto que de pequeña, en el colegio, tuve una época en la que pensé que de mayor sería profesora, con los años esa idea se me fue de la cabeza.

En la universidad estudié Traducción y, después, trabajé como traductora y correctora durante varios años, hasta que la crisis me envió al paro y me hizo plantearme un cambio de rumbo profesional.

Tenía ganas de desempeñar un trabajo en el que trabajara con personas y en el que estuviera implicada la lengua, pues me apasiona descubrir el funcionamiento de un idioma, así que enseguida lo vi claro: quería enseñar mi lengua. A pesar de lo difícil que me parecía enseñar y de lo dificilísimo que me parecía enseñar una lengua, estaba ilusionadísima con el nuevo reto.

Después de varios cursos de formación y de algunas experiencias profesionales, he llegado a la conclusión de que no podría haber elegido mejor aquel cambio de rumbo profesional, pues el trabajo es muy gratificante.

¿Y qué es lo que me gusta de esto?

Una de las cosas que más me gusta de mi trabajo es que haciéndolo disfruto y aprendo: mientras preparo las clases, mientras las doy, mientras reflexiono sobre ellas… Para mí, la docencia es como la lectura: te da la oportunidad de viajar a millones de rincones «sin moverte del sofá». Gracias a mi trabajo como profesora, constantemente aprendo cosas sobre las personas, sobre cómo pensamos, sobre cómo sentimos, sobre cómo nos relacionamos, sobre cómo entendemos el mundo… y a la vez, intento aportar mi granito de arena para que otros aprendan también acerca de todo eso, y para que aprendan, claro está, a comunicarse en una lengua que no es la suya, a ampliar sus emociones, porque la lengua es comunicación y la comunicación, emoción. En ese sentido, te dejo con un vídeo que me encanta: «Comunicación, emoción y sueños», de Javier Cebreiros. Espero que te transmita tanto como me transmite a mí cada vez que lo veo, y que de algún modo te sea útil:
Y tú, ¿cómo llegaste a tu profesión y qué es lo que más te gusta de ella?

Encuesta: ¿con qué niveles disfrutas más?

Esta encuesta es para profesores de lengua extranjera o segundas lenguas. Me gustaría saber si hay niveles en los que os sentís más a gusto y más motivados que en otros. En mi caso, nunca he dado clases de C1 ni de C2 (me encantaría), y del resto de niveles, creo que cada uno tiene algo que lo hace especial y que depende mucho del grupo, pero en mi corta experiencia, coincide que los grupos con los que más he disfrutado han sido de A2 (seguidos por grupos de B1 y de B2, y cerrarían la clasificación los de A1).

Al contestar a la pregunta, puedes seleccionar una respuesta o varias. También tienes la opción de escribir tu propia respuesta y de dejar un comentario en esta entrada.

¡Muchas gracias por tu participación!

Así se reparten los 70 primeros votos:

2014012-¿con qué niveles disfrutas más¿70

Me gusta que un porcentaje considerable de los votos haya ido para «cada nivel tiene algo especial que me hace disfrutar» :-). Por otro lado, la mayoría de respuestas se reparte entre «generalmente disfruto más con B1 y B2», «generalmente disfruto más con A2» y «depende mucho del grupo». Una de las personas que disfruta con los grupos de A1 ha especificado que estos grupos le gustan mucho porque es donde ve los progresos más rápidamente. Por último, de las personas que han participado hasta el momento, solo una ha indicado que generalmente disfruta más con C1 y con C2. ¿Cambiará esto con futuras participaciones? ¡Ya lo veremos!

Bueno, pues los porcentajes no han variado mucho con los 30 votos siguientes, que suman 100:

20140116-¿con qué niveles disfrutas más¿100votos

¡Saludos!